Buscar este blog

viernes, 13 de julio de 2018

Daño a la capa de ozono está siendo causado por emisiones «secretas» de China

Hace unos meses les informamos acerca de que un misterioso lugar estaba emitiendo nocivos gases que destruyen la capa de ozono. Ahora, investigadores han identificado el lugar, y este se encuentra en China.
Un grupo de científicos han logrado determinar el lugar desde donde se están produciendo emisiones que están dañando la capa de ozono. El misterioso lugar que está lanzando dicho gas destructivo para el medio ambiente se encuentra – para variar – en China.
El misterioso químico que destruye la capa de ozono está siendo producido ilegalmente por fabricantes chinos y está provocando un aumento en las emisiones del gas destructivo, según la Environmental Investigation Agency (EIA).
Se tratan de al menos de 18 compañías que han estado utilizando CFC-11 (clorofluorocarbonos), una sustancia prohibida en todo el mundo desde el año 2010, y que es utilizada para hacer aislamiento de espuma. La EIA ha descrito este mal accionar de las compañías chinas como un «crimen ambiental de escala masiva».
Como sabemos, la capa de ozono es nuestro escudo protector contra la dañina radiación UV proveniente del Sol; sin embargo ha sido destruida durante años pasados con emisiones de gases. Luego de diversas iniciativas mundiales, parecía ser que la capa de ozono estaba empezando a recuperarse, hasta ahora.
Los CFC han sido ampliamente usados como refrigerantes, propelentes y aerosoles durante años pasados. Pero, el Protocolo de Montreal puso fin a su uso luego de que se descubriera que estaba afectando tremendamente a la capa de ozono, y causando el agujero descubierto en 1980.
Esta iniciativa mundial fue considerada como una las políticas medioambientales más exitosas. Sin embargo, un informe publicado en la revista Nature, hace dos meses, dio a conocer un aumento en las emisiones de CFC-11, que era una clara violación a las leyes impuestas para el cuidado del medio ambiente.
De acuerdo a la EIA, son 18 las compañías ubicadas en 10 provincias chinas que están utilizando CFC-11 en sus procesos de producción, principalmente como agente de soplado para la fabricación de espumas usadas para aislar edificios.

El agujero en la capa de ozono
El agujero en la capa de ozono. Crédito: NASA

Alexander von Bismarck, director ejecutivo de EIA en EE.UU. dijo en un comunicado:
Si China no detiene esta producción ilegal, pondrá en peligro nuestra capa de ozono que se está curando lentamente. El CFC-11 también es un calentador súper global, lo que hace de esto una seria amenaza para nuestro clima también. Lo que hemos descubierto es un problema sistémico, no incidentes aislados. Requiere una investigación exhaustiva a nivel nacional conducida por inteligencia y penas más altas en todo el sector que se ajustan al crimen”.
Si bien ya existían sospechas de que China era la nación desde donde estos gases estaban siendo emitidos, este estudio confirma los indicios. Se debería imponer una dura sanción para evitar que otras compañías prosigan con este mal accionar que no solo pone en riesgo la capa de ozono, sino que también pone en riesgo la continuidad de la especie humana en este planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.