Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 9 de mayo de 2012

LOS SINTOMAS DE LAS ASCENSION


Debes saber que aunque nuestro proceso evolutivo está acelerándose rápidamente, junto con las nuevas energías elevadas, todos estamos experimentando estos cambios a nuestra propia manera y en nuestro propio tiempo, de acuerdo a quien somos y en concordancia con nuestro código y plan que hicimos antes de nacer.

Estos síntomas parecen ocurrir mientras atravesamos la transición, o lo que llamamos el “túnel”.

Sabe que hay un final, y una realidad increíblemente hermosa, pacífica y llena de luz, esperándote.

SINTOMAS

1. Sentir como si estuvieras en una olla de presión o en una intensa energía; sentir estrés.

Recuerda, te estás ajustando a una vibración más alta y eventualmente te ajustarás. Viejos patrones, comportamientos y creencias están también siendo empujados hacia la superficie. ¡Hay mucho moviéndose dentro de ti!

2. Un sentimiento de desorientación; no saber en dónde estás; sensación de sentirse fuera de lugar.

Tú no estás más en la 3a dimensión, has avanzado o estás en el proceso de ir hacia los reinos superiores.

3. Achaques y dolores inusuales a través de diferentes partes de tu cuerpo. Estás purificándote y liberando la energía bloqueada de la 3a dimensión, mientras estás vibrando en una dimensión más alta.

4. Despertarse en la noche entre las 2:00 y las 4:00 a. m. Muchas cosas están pasando durante tu estado de sueño. Tú no puedes estar ahí por largos períodos de tiempo y necesitas un descanso.

5. Pérdida de la memoria. Una gran profusión de pérdida de la memoria a corto plazo y sólo vagas remembranzas de tu pasado.

Estás en más de una dimensión a la vez, y regresar y avanzar es parte de la transición (estás experimentando una “desconexión”).

También, tu pasado es parte de lo Viejo, y lo Viejo se ha ido para siempre. ¡Estar en el Ahora es el sistema del nuevo Mundo!

6. “Ver” y “escuchar” cosas. Tú estás experimentando diferentes dimensiones durante tu transición, todo de acuerdo a que tan sensitivo eres y cómo estás conectado.

7. Pérdida de identidad. Tratas de acceder al Viejo tú, pero ya no está más aquí. ¡Puedes no saber quien está mirándote en el espejo!

Has aclarado muchos de tus viejos patrones y ahora estamos encarnando mucha más luz y un simple y más purificado Tú Divinidad. Todo está en orden… tú estás BIEN.

8. Sentirse “fuera del cuerpo”. Puedes sentir como si alguien te hablara, pero no eres tú. Este es un mecanismo natural de supervivencia cuando estamos sobre fuerte estrés o sintiéndonos traumatizados o fuera de control.

Tu cuerpo está atravesando por mucho y puedes no querer estar en él. Mi guía en la ascensión me dijo que esta fue una forma de facilitar el proceso de transición, y que no necesitaba experimentar por lo que mi cuerpo estaba atravesando. Esto sólo durará poco tiempo. Pasará.

9. Periodos de sueño profundo. Estás descansando de todo, aclimatándote e integrándote, también estás cimentándote para la siguiente fase.

10. Sensibilidad aumentada a tu entorno. Multitudes, ruido, comidas, Televisión, otras voces humanas y diversos estímulos son apenas tolerables.

Tú también te abrumas fácilmente y te sientes fácilmente sobre estimulado. ¡Estás sintonizándote! Sabe que esto pasará eventualmente.

11. Sientes como si no estuvieras haciendo nada. Estás en un periodo de descanso, “reconectándote”.

Tu cuerpo sabe lo que necesitas. Además, cuando comiences a alcanzar los reinos superiores, “haciendo” y “haciendo que las cosas pasen” se vuelve obsoleto, cuando las Nuevas energías apoyan lo femenino de tomar el sol, recibir, crear, cuidarte a ti mismo y nutrirte. ¡Pide al Universo que te “traiga” lo que quieras mientras disfrutas de ti mismo y diviértete!

12. Una intolerancia a las cosas de baja vibración (de la 3ª Dimensión) reflejada en conversaciones, actitudes, estructuras sociales, modalidades sanadores, etc.

Ellos te hacen sentir “enfermo” interiormente, literalmente. Estás en una vibración más alta y tus energías no están alineadas. Estás siendo “lanzado” a moverte hacia delante… para “ser” y crear lo Nuevo.

13. Una pérdida del deseo de comida. Tu cuerpo se está ajustando a un nuevo y elevado estado del ser. También, parte de ti no quiere estar más aquí, en lo Viejo.

14. Una repentina desaparición de amigos, actividades, hábitos, trabajos y residencies.

Estás evolucionando más allá de lo que solías ser, y esta gente o entornos no concuerdan con tu vibración. ¡Lo Nuevo pronto llegará y te sentirás mucho mejor!

15. Tú no puedes hacer más ciertas cosas. Cuando tratas de hacer tu rutina usual y tus actividades, se siente extremadamente espantoso. Igual al punto anterior.

16. Días de fatiga extrema. Tu cuerpo está perdiendo densidad y atravesando una intensa reestructuración.

17. Una necesidad de comer más a menudo porque sientes ataques de disminución de azúcar.

Aumento de peso (especialmente en el área abdominal). Antojo de proteínas. Estás requiriendo una enorme cantidad de combustible en este proceso de ascensión.

El aumento de peso, con la incapacidad de perderlo, no importa lo que hagas, es una de las experiencias típicas. Confía en que tu cuerpo sabe lo que está haciendo.

18. Experimentar bajadas y subidas emocionales; llorar. Nuestras emociones están siendo nuestra salida para liberar, y estamos liberando mucho.

19. Querer ir a Casa, como si todo hubiera TERMINADO y tú no pertenecieras más a este lugar.

Estamos regresando a la Fuente. Todo SE terminó. (Pero muchos de nosotros estamos quedándonos para experimentar y crear el Nuevo Mundo). También, nuestros viejos planes para la llegada están siendo concluidos.

20. Sentir que te estás volviendo loco, o que debes estar desarrollando una enfermedad mental o algo así.

Estás experimentando varias dimensiones y una gran apertura rápidamente. Mucho está ahora disponible para ti.

Sólo que no lo has usado. Tu percepción ha sido incrementada y tus barreras se han ido.

Esto pasará y eventualmente te sentirás en Casa, como nunca antes lo sentiste, el Hogar ahora está aquí.

21. Ansiedad y pánico. Tu ego está perdiendo mucho de sí mismo y tiene miedo. También tu sistema está sobrecargado.

Te están pasando cosas que no puedes entender. Estás liberando patrones de comportamiento de una vibración baja, los desarrollaste para sobrevivir en 3a dimensión.

Esto te puede hacer sentir vulnerable e impotente. Estos patrones y comportamientos que estás perdiendo no son necesarios en los reinos superiores. Esto pasará y eventualmente sentirás mucho amor, seguridad y unidad. ¡Sólo espera!

22. Depresión. El mundo exterior puede no estar en alineación con el Nuevo, altamente vibracional tú.

No se siente muy bien estar ahí afuera. También estás liberando energías viejas y oscuras y estás “viendo” a través de ellas. ¡Aguanta!

23. Sueños vívidos, salvajes y algunas veces violentos. Estás liberando muchas, muchas vidas de energía vibracional baja.

Muchos están reportando que están experimentando sueños hermosos. Tus periodos de sueño eventualmente mejorarán y los disfrutarás nuevamente.

Algunos experimentan esta liberación cuando están despiertos. ¡Mi madre me comentó un día que ella creía haber tenido pesadillas durante el día!

24. Sudores nocturnos y bochornos. Tu cuerpo está “calentándose” mientras quema los residuos.

25. Tus planes cambian repentinamente, a medio camino, y van por una dirección completamente diferente.

Tu alma está balanceando su energía. ¡Usualmente se siente BIEN ir en esta nueva dirección, porque tu alma sabe más que tú! Está rompiendo tus decisiones de ruta y vibración.

26. Tú has creado esta situación que parece tu peor pesadilla, con los “peores” aspectos de ti. Tu alma te está guiando hacia un “estirón” en aspectos de ti mismo donde tenías carencias, o a “suavizar” aspectos donde tenías sobreabundancia.

Tu energía se está balanceando a sí misma. Este es TU viaje, y tu alma no tendría que elevarse si no estuvieras listo.

Tú eres el que encuentra la manera de salir y lo harás. Mirando hacia atrás, estarás agradecido por la experiencia de ser una persona diferente.


HERRAMIENTAS PARA UTILIZAR DURANTE LOS SÍNTOMAS DE LA ASCENSIÓN

Una nota breve: No todas nuestras incomodidades físicas o emocionales pueden ser etiquetadas como un “síntoma de la ascensión”.

Hay algunas veces en que no estamos bien, punto. Por ejemplo, fácilmente podemos tener un resfriado o gripe y no estar purificándonos…

1. Descansa. Descansa. Descansa. Tu cuerpo está atravesando por una transformación increíble y está sobrecargado.

Para aquellos altamente sensitivos, con sistemas nerviosos frágiles, el descanso puede hacer la diferencia.

He encontrado que limitar drásticamente mis actividades y ocuparme hasta el extremo de mi propio cuidado ha hecho una diferencia considerable. Esto también tiene un subproducto natural, que es colocarte en los reinos superiores.

2. Quédate en tu creatividad, tanto como sea posible. Las energías elevadas ansían creatividad, Y tú serás elevado natural y automáticamente hacia los reinos superiores, además serás un canal abierto para que esa energía fluya más fácilmente.

3. Trata de no oponer resistencia al proceso. He encontrado que el miedo y la resistencia al proceso de ascensión sólo crea una experiencia desagradable.

Todo está en el correcto orden divino. Todos tenemos nuestros propios y especiales seres de luz monitoreando nuestro proceso (¡Yo los he visto!), y no se nos permitirá ir “demasiado lejos” hacia una zona peligrosa.

¡Nunca se nos ha dado nada más de lo que podemos manejar, aún aunque algunas veces parece lo contrario!

4. Monitorea tus pensamientos. Esta es la llave. Pensamientos elevados y positivos te colocarán inmediatamente en los reinos superiores, y también de ayudarán enormemente en lo que estés creando.

Encuentra una imagen de “sentirte bien” para ti mismo y úsala a menudo. Frecuentemente vislumbro mi vida de una manera perfecta en todos los sentidos. Sé que llegará. ¡Tienes la visión porque se supone que la estás viviendo!

5. Deja que tu alma te guíe. Tendemos a querer estar en control de lo que está pasando y podemos “exagerar” buscando cualquier tipo de alivio.

Si lo dejas fluir y pides, tu alma te traerá los mensajes que necesites (ya sea a través de otra persona, un libro, un correo electrónico, etc.), y es una gran navegadora para una transición más tranquila y placentera.

He encontrado que “menos es más”. El proceso en si tiene su propia manera de llevarte a donde necesites ir, y puedes fácilmente sobre estimularte si tratas de guiarlo.

6. Si eres guiado hacia ayuda suplementaria, tómala. El apoyo suprarrenal me ha ayudado enormemente.

Nuestros cuerpos están trabajando horas extras. Las hierbas relajantes también son buenas.

7. Aunque muchos doctores puedan estar desconcertados por tus síntomas, porque no encajas en sus “nichos”, aún pueden ayudarte.

Nuestros cuerpos se han salido de balance y puede ser que tengas un desequilibrio químico, hormonal, de la tiroides, o algo más que necesite el diagnóstico del doctor.

Los doctores parecen estar captando, y realmente están llegando a hacerlo. Mis doctores y enfermeras en Asheville frecuentemente me hablan acerca de rodearme de energía blanca, siendo cuidadoso de no tomar las energías de otros y fue cuando yo estaba liberando vidas pasadas. ¡Ellos están ahí!

8. Pasa tanto tiempo en la naturaleza como puedas. El cielo todavía es azul, el sol todavía sale y la naturaleza todavía está floreciendo y creciendo. Se siente bien conectarse.

9. Haz abundante ejercicio. Si estás muy cansado para hacer ejercicio, intenta caminar. Es importante mantener las cosas moviéndose.

10. Toma baños de sol. El sol lleva la vibración de la Nueva energía y realmente ayuda tomarlo diariamente.

11. Si estás experimentando hipersensibilidad, cambia tu estilo de vida, considerando las multitudes, la excitación y el estrés. Yo los evité completamente por un tiempo, ¡y eventualmente vendrás a un lugar donde no existe el estrés mientras estás en el momento y nada importa mucho de todas maneras! Tu vida se volverá SIMPLE.

12. Encuentra tu pasión. Muchas veces una situación incómoda te aclarará tu misión y tu pasión. ¡Esto es parte del plan!

13. Pasa tiempo alrededor de nuevos seres pequeños. Yo juego con los niños en la guardería de mi nieta. Muchos de los nuevos pequeños están altamente evolucionados y te harán sentir más “en casa”.

14. Toma baños con sales de Epsom.

15. Agua. Sumérgete en ella y bébela en grandes cantidades. Mientras atravesaba un intenso periodo de liberación y transición, mi guía en la ascensión me dijo que me sumergiera en agua… no en una tina, sino en una alberca.

Puede ser muy tranquilizador y relajante, y moverte a través del agua realmente ayuda. Y como todos sabemos, ¡Bébela en grandes cantidades!

16. Visita a tus amigos y simplemente escúchalos diariamente. Recuerda, estás “vaciando” mucho de tu identidad, y esto puede ser porque a veces contribuyes.

Ayuda enormemente estar conectado con otros, aún si piensas que no quieres estar alrededor de la gente. Esto alejará de tu mente tu propio proceso.

17. Encuentra maneras interminables de hacer que tú mismo te “sientas bien”. ¡Lee un buen libro, camina en el bosque, toma un baño, date un masaje, compra un carro nuevo, consigue nuevo guardarropa, toma las clases de arte que siempre quisiste, hazte un corte de pelo, redecora!

Sentirte bien es vital, y el universo se encenderá para apoyarte como te apoyas tu misma. ¡Este es nuestro estado de ser natural y a veces nos coloca en los reinos superiores!

18. ¡Trata de no enfocarte mucho en los extraños síntomas que estás experimentando, porque esto sólo servirá para magnificarlos y HACERLOS tu realidad!

El proceso se abrirá por sí mismo, así que es mejor enfocarte e involucrarte en cosas que realmente disfrutes o en sugerencias de esta lista.

19. Sólo ama a todas las personas… especialmente a ti mismo.

20. Haz una declaración personal sobre cómo te gustaría que se desenvolviera tu proceso de ascensión.

Tú eres el maestro, y necesitamos no sentirnos como víctimas. Mientras evolucionas, eventualmente recordarás las herramientas para controlar tus propias experiencias y proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada